¿Qué visitar?

 

A modo de pequeña reseña, incluimos en este glosario de ermitas que componen el mapa eclesiástico de Fruiz, la antigua existencia de otra ermita en el Barrio de Mandaluiz, muy probablemente en las proximidades del Caserío Goientze –según un testimonio ofrecido por Gurutz Arregui, aún una heredad radicada en dicho enclave recibe el nombre de San Esteban-.

Los documentos parroquiales certifican la existencia de este templo, si bien no alojan dato alguno sobre su tipología ni elementos arquitectónicos. Las referencias al retejo de la misma, así como de obras realizadas en ella, fueron continuadas, en mayor medida que en las otras tres ermitas locales, hasta que en 1732 se demoliera finalmente el edificio después de que el Cabildo abriera en ese sentido las oportunas diligencias judiciales “ante su indecencia y falta de efectos”. Posteriormente, en la visita eclesiástica realizada en 1758 a la Fábrica de Fruiz, se hacía constancia de dicha demolición precisando que “…la Casilla y heredades de San Esteban donde Hubo Hermita pero por licencia del Sr Provisor se demolio dha Hermita por la cortedad de Renta que daba…”.